DEL OCB A LA ACB

Con la marcha de Mouhamed Barro al GBC ya son numerosos los jugadores que utilizan el Oviedo Club Baloncesto como trampolín para acceder a la máxima categoría del baloncesto español. Concretamente han sido dos jugadores los que la temporada pasada disputaban minutos con el OCB y la temporada que viene tendrán que exprimirse para tener minutos en la ACB.

El base Fabio Santana es el penúltimo caso de jugadores con estas características. Ahora pone rumbo al Tecnyconta Zaragoza tras jugar hace tres temporadas en el Araberri de LEB Plata antes de ser fichado por el club ovetense.

El primer caso de un jugador que pasó del OCB a la ACB fue el norteamericano Will Hanley, quien tras convertirse en el MVP de la LEB Plata en el año del ascenso (23,64 de media en su valoración) se fue a Valencia Basket en el mes de marzo. A partir de entonces jugaría dos temporadas en el GBC, dos en Iberostar Tenerife y una, la pasada, en el FC Porto de la primera liga portuguesa.

La temporada siguiente, 2013-2014 y con el estreno del OCB en la LEB Oro, sería la oportunidad para dos jugadores más. El base Fran Cárdenas pondría rumbo, al concluir esa temporada, a Santiago de Compostela, donde pasaría tres años antes de volver de nuevo al club ovetense. El caso del dominicano Juan García fue diferente, ya que éste abandonó el equipo en marzo para acabar la temporada con el CAI Zaragoza. Tras su corto paso por el club maño, fichó por el ICL Manresa y más tarde jugó tres partidos con el Unicaja de Málaga antes de volver a la LEB Oro con el TAU Castelló.

Dos temporadas más tarde, la 2015-2016, la ACB volvió a fijarse en el club carbayón para dotar a la plantilla de jugadores con pasado carbayón. El norteamericano Jordan Swing duró en el Oviedo Club Baloncesto hasta diciembre, momento en el que el CAI Zaragoza le hizo una oferta irrechazable. Más tarde jugaría en Bélgica y la temporada pasada volvería a España de la mano del GBC. El base Ferran Bassas sería otro de los jugadores que dio el salto a la ACB esa temporada, quien además reconoce que el paso por el OCB fue clave para la llamada de la máxima categoría. El catalán ha disputado las dos últimas campañas en el Iberostar Tenerife.

Tras la gran temporada del club ovetense en 2016-2017, año mágico con la consecución de la Copa Princesa de Asturias, Miquel Salvó y Felipe Dos Anjos recibieron la llamada de la ACB. El primero puso rumbo a Guipuzkoa mientras que el pívot brasileño fue hasta el recién ascendido San Pablo Burgos.

OTROS JUGADORES ACB CON PASADO OVIEDISTA

Además de los jugadores mencionados, quienes se estrenaron en la ACB tras jugar la temporada anterior en el Oviedo Club Baloncesto, pasaron por el club ovetense otros jugadores que más tarde han tenido un pasado ACB y que destacaron en su juego en Oviedo. Ian O´Leary, Álvaro Muñoz, Dani Pérez, Johan Löfberg y Chema González  siendo este último caso bien curioso. Chema llegó a Oviedo el pasado mes de febrero para reforzar el juego de Carles Marco al no disputar minutos con el Montakit Fuenlabrada, equipo que le ha vuelto a repescar para la temporada que viene.

La trayectoria de Ian O´leary es inmaculada en España. Tras llegar de EEUU a Vigo y pasar por el OCB y Palencia, fichó por el Blancos de Rueda Valladolid de la ACB y ya ha abandonado la máxima categoría. Gran Canaria, Tenerife y Fuenlabrada han sido los equipos donde ha demostrado su potencial.

A Dani Pérez, quien llegó con pasado ACB al Oviedo Club Baloncesto, le fue fundamental su gran juego en Oviedo para que el GBC se fijase en él y volviese a la máxima categoría.

Álvaro Muñoz y Löfberg jugarán la temporada que viene en el Baxi Manresa y Cafés Candelas Breogán respectivamente, tras ascender ambos la campaña pasada con sus equipos.