MATTI NUUTINEN: “ES EL MOMENTO DE DAR UN GOLPE SOBRE LA MESA”

El Liberbank Oviedo Baloncesto se entrena ya para preparar su siguiente compromiso liguero, en el que viajarán a Andalucía para enfrentarse al Covirán Granada en la sexta jornada de la LEB Oro. Uno de los hombres que intentará ayudar al Liberbank Oviedo Baloncesto a llevarse la victoria en la ciudad nazarí será el finlandés Matti Nuutinen, quien está firmando un gran inicio de campaña.

El inicio de temporada para los hombres de Javi Rodríguez está siendo algo complicado, aunque Matti Nuutinen declara que la plantilla está motivada para volver a la senda de la victoria: “Perder tres encuentros seguidos en casa no es algo bueno, pero todos han sido por muy poca diferencia. Nuestros aficionados nos están ayudando mucho y ahora solo necesitamos ganar en casa, demostrarle a la liga que este es nuestro territorio. Ahora no importa cómo juguemos, lo que más nos preocupa es conseguir llevarnos la primera en Pumarín para que luego vengan todas las demás”.Además, el interior finlandés comenta que ganar los dos primeros encuentros fuera de casa no es sencillo y que es algo de lo que estar contentos: “Dos victorias lejos de Oviedo es algo muy bueno, especialmente en una liga tan dura como esta. Todos nos sentimos muy unidos y por eso estamos sacando los partidos fuera de casa. Ahora es el momento de dar un golpe sobre la mesa”.  

Uno de los problemas que más está afectando al Liberbank Oviedo Baloncesto son las lesiones que está sufriendo la plantilla. Sin embargo, para Matti Nuutinen esto no es una excusa y opina que el equipo tiene que darlo todo para sobreponerse a estas dificultades: “Esto es un deporte, y las lesiones son parte de este mundo, pero no sirve de excusa. Tenemos a diez hombres en los entrenamientos y los partidos, así que es el momento de hacer nuestro trabajo y esperar a que los lesionados puedan volver lo antes posible. Si conseguimos eso, el equipo irá a mejor seguro”. Matti _DSC0763Nuutinen también añade que se encuentra muy cómodo con sus nuevos compañeros y el entrenador, con los que se entiende a la perfección:“Me gustan todos los jugadores que tenemos, porque hay una buena mezcla entre hombres jóvenes y veteranos que hacen que sea un equipo compensado. Javi ha tenido una muy buena carrera como jugador y ahora está construyendo la de entrenador con la ayuda de buenos asistentes. Tenemos lo necesario para ser un buen equipo, con química y calidad entre los jugadores, así que las victorias seguirán llegando”.

Para un hombre que ficha por un equipo de fuera de su país, nunca es fácil adaptarse a la nueva liga y el nuevo club, aunque en el caso de Matti Nuutinen, cuenta con la ayuda de su compatriota Roope Ahonen, quien además es gran amigo del alero y una de las razones por las que fichó por el Liberbank Oviedo Baloncesto: “Roope es mi mejor amigo, y por supuesto es una de las razones por las que vine. Me habló muy bien de la liga, del nivel que tenía, y después empezamos a ponernos en contacto con el club y el entrenador. Siempre habíamos hablado de lo bueno que sería jugar en el mismo equipo fuera de Finlandia, ya que jugamos juntos dos temporadas en un conjunto de allí. Ahora que lo hemos conseguido es una gran sensación y me encuentro muy feliz de estar con un gran amigo aquí”.  

Aunque Matti Nuutinen se encuentra muy lejos de su Finlandia natal, en esta nueva situación se encuentra como en casa ya que su familia se ha venido con él. Además, el alero del OCB declara que todos se encuentran muy cómodos en la Capital del Principado de Asturias: “Ha sido muy sencillo adaptarse. Creo que Oviedo es una gran ciudad, la gente de aquí es muy amable y siempre que necesitamos algo, nos atienden lo antes posible. En el club me ayudaron mucho a conseguir un colegio para mi hija, lo cual aprecio mucho, así que mi familia y yo estamos muy contentos de poder estar aquí”.

Finalmente, Matti Nuutinen confiesa que le gusta mucho el ambiente que se crea en casa gracias al público de Pumarín: “Me gusta mucho cómo se anima aquí. No he estado en todas las ciudades o pabellones del mundo, pero puedo asegurar que este es uno de los mejores pabellones en los que jugar. Por el momento, me encanta jugar delante de nuestros aficionados, animan mucho e incluso después de haber perdido estos partidos en casa siguen apoyándonos. Puedo decir por mi parte y la de mis compañeros que nos encanta lo que hacen y seguro que ganamos el siguiente encuentro en casa, lo haremos por ellos”.