MUY BUENAS SENSACIONES EN EL CAFES CANDELAS BREOGAN – UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (73-87)

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo se impuso con claridad en el tercer partido de la pretemporada disputado en la localidad gallega de Burela contra Cafés Candelas Breogan (73-87) quitándose así de las malas sensaciones obtenidas en los encuentros disputados en Viano Do Castelo.

IMG_4590El inicio de partido fue protagonizado por un Unión Financiera Baloncesto Oviedo muy acertando en ataque. Natxo Lezkano tuvo que parar el partido a los dos minutos tras recibir un parcial de 2-14 posterior a un triple de Víctor Pérez. El Cafés Candelas Breogán no daba con la tecla para parar a los asturianos y su escaso acierto de cara al aro tampoco ayudaba para reducir la distancia. Tanto Fabio Santana como Alonso Meana movían bien el balón y encontraban al hombre liberado que no cesaba en anotar. Al final del primer cuarto, 13-34 para el OCB. La salida al segundo cuarto del conjunto lucense fue bien distinta y en un minuto había reducido la distancia a 15 puntos tras una bonita canasta de Fede Ucles. A falta de 5´06 para el descanso, el entrenador del Cafés Candelas Breogán pidió tiempo muerto tras ver la reacción de un Unión Financiera Baloncesto Oviedo dulce. El equipo de Carles Marco ejecutaba bien los sistemas, generando ventajas y logrando canastas fáciles (22-42). Al descanso, el OCB seguía venciendo por 21 puntos, 33-54.

Tras la reanudación, el ritmo de partido decayó levemente debido a las numerosas faltas cometidas en ambos lados de la pista. Sin embargo, era el Unión Financiera Baloncesto Oviedo quién seguía llevando el control del partido a pesar de las interrupciones propiciadas por una técnica y una antideportiva señalada al conjunto asturiano.  Estos parones fueron aprovechados por un Cafés Candelas Breogán más entonado en ataque y que estaba encontrando a Guillem Rubio como su hombre más determinante. Al final del tercer cuarto, 52-68. Entrábamos en los últimos diez minutos del partido con todo por decidirse porque el equipo lucense no iba a tirar la toalla. Salva Arco seguía haciendo daño a la defensa asturiana con su tiro de media distancia y la diferencia bajó a catorce puntos, 56-70 a falta de ocho minutos. Tanto Víctor Pérez como Romaric Belemene estaban muy acertados desde el perímetro y eso provocó que el Unión Financiera Baloncesto Oviedo volviese a marcharse en el marcador. Sin embargo, todo cambió posteriormente ya que el OCB perdió a dos de sus interiores (Mouhamed Barro y Kenan Karahodzic) por faltas y el conjunto lucense aprovechó la superioridad en la zona. A falta de 2´46, el equipo de Natxo Lezkano se puso a nueve puntos pero el conjunto de Carles Marco no bajó los brazos y salía muy rápido en las transiciones ofensivas, consiguiendo puntos fáciles lo que les volvió a colocar catorce arriba, 70-84 a falta de 1,27 para el final. Al final del encuentro, catorce puntos arriba: 73-87.

Fran Cárdenas causó bajo debido a una sobrecarga en el cuádriceps.

*Sin estadísticas del partido