ANDREW KOSTECKA, PRIMERA INCORPORACIÓN DEL LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO

El Liberbank Oviedo Baloncesto y el escolta Andrew Kostecka (19/08/1997, Germantown, Maryland) han llegado a un acuerdo para la incorporación del estadounidense al equipo ovetense, siendo así el primer fichaje tras las renovaciones de Oliver Arteaga, Harald Frey, Alonso Meana y Alexis Bartolomé.

Kostecka jugó toda su carrera universitaria en la universidad de Loyola-Maryland, donde coincidió con el español Santi Aldama, uno de los jugadores nacionales con mayor proyección. Andrew Kostecka experimentó una clara mejoría en sus números durante su etapa colegial, aumentando sus registros anotadores hasta en 14 puntos por partido (pasando de 7 a más de 21 tantos por partido en solo dos temporadas). En la última campaña, el norteamericano logró 19,9 puntos por partido, 5,2 rebotes, 2,6 asistencias y 1,9 robos por partido, siendo el segundo máximo asistente y mejor ladrón del equipo. Además, esos números los consiguió con buenos porcentajes, estando por encima del 50% de acierto en tiros de campo en las últimas dos temporadas.

En cuanto a su juego, Kostecka destaca por ser un buen anotador, especialmente en el uno contra uno, siendo muy vertical al aro y finalizando con fuerza para sumar puntos, logrando también buenos porcentajes de tiro. Además, aporta en muchas otras facetas del juego, ya que fue el único jugador de la temporada 2019/2020 en la NCAA DI capaz de sumar más de 19 puntos, más de 5 rebotes, más de 2 asistencias y más de 1,8 robos por partido.

Héctor Galán, director general del Oviedo Club Baloncesto, valora este fichaje: “Contentos de anunciar la incorporación de Andrew Kostecka al juego exterior de la primera plantilla. Es un jugador al que ya teníamos controlado desde la temporada pasada, y en esta hemos querido hacer la operación. Creo que es un jugador completo que nos puede ayudar en muchas facetas, es un buen tirador, que puede generar, puede jugar desde bloqueo directo para el resto del equipo, y lo que va a llamar la atención es el físico, ya que es muy potente de cara al aro, tanto para finalizar como rebotear. Viene a cubrir las posiciones exteriores, y después de su época Rookie no pudo jugar, así que su adaptación será más larga, pero queremos desearle de que tenga un buen año, que se aclimate al club, a la ciudad, y que su primer año profesional sea un éxito, que será una buena señal para el resto”.

 

El OCB se merece pelear por sus sueños