Apagón y derrota ante el líder

El Unicaja Banco Oviedo ha cedido ante Coviran Granada por 96-68 en la disputa del encuentro correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la LEB Oro 21/22.

Entraba en el guión. Pero no por ello no deja de escocer una derrota (por abultada, por las lesiones, por el ¿y si?) que se ha fraguado en los últimos 20 minutos cuando los ovetenses han doblado la rodilla ante el , hasta ahora y con permiso de Movistar Estudiantes, máximo favorito para logar el ascenso directo.

Porque los pupilos de Lezkano se han agarrado al partido pese a los inconvenientes: La baja de Kabasele lastra, y con mucho, los minutos de calidad que aporta Oliver Arteaga, exigido hoy hasta los 30 minutos en pista. Otra más, porque está claro que a este equipo no le puede venir todo rodado ha sido la luxación de Lundqvist mediado el primer tiempo cuando se ha tenido que retirar lesionado.

Con esas, el OCB negociaba el acierto exterior de Coviran Granada digno de otras estancias a base de pundonor. De trabajar sus ataques y de, por primera vez en muchos partidos, no ser quien mandara en el rebote. Se notaba. 24-17 al final del primer cuarto y gracias a un arreón de Paul Jorgensen de siete puntos para seguir vivos.

En el segundo, Coviran siguió a lo suyo con un ritmo machacón. Con un 42-24 parecía que todo se rompía pero no. Atencia, el más destacado en anotación de los visitantes, y Arteaga, con cuatro puntos seguidos, mandaban el cable a tierra para frenar el cortocircuito. Iban a ser los mejores minutos del OCB. Entonados en defensa, encontrando al hombre liberado, Kamba primero y Atencia después, encadenaban un parcial 2-10 para mandar el partido al descanso solo 3 abajo, 43-46.

Ahí se agotó el OCB. Y, pese a ello, con la sensación de que si las dos o tres primeras acciones del tercer cuarto hubieran sido positivas, el partido hubiera sido más largo. No entraron y Granada subió líneas en defensa para negar cualquier reacción mientras castigaban cada acercamiento al aro bien al poste bien con dos más uno. La gasolina llegó hasta los últimos 6 minutos cuando Lezkano comenzó a mirar a la próxima semana. Guardar la ropa.

Porque lo cierto es que el Unicaja Banco Oviedo afronta en Pumarín dos partidos fundamentales estos próximos jueves y domingo. Ante CB Pray y Leyma Coruña pasan buena parte de las aspiraciones de la temporada.

Declaraciones Natxo Lezkano:

Fotografías cortesía de Fermín Rodríguez Fajardo / Coviran Granada