Crónicas de cantera: ¡Cadetes campeonas!

El pasado fin de semana dejó un trofeo para las vitrinas del Unicaja Banco Oviedo. El equipo cadete femenino se alzó con el título de primera categoría en la final a cuatro disputada en Pumarín y a la que tambíen habían accedido CB Navia y Adba-Sanfer y CD Fodeba. Por otro lado, el masculino se hacía con la medalla de plata en la misma categoría tras caer en la final disputada ante Ecole.

En palabras de Paula Bergel, responsable de cantera y entrenadora del equipo cadete, «ha sido un fin de semana muy bonito e intenso el que hemos vivido en Pumarín. Un Pumarin lleno hasta la bandera, con un ambiente espectacular digno de esta competición».

Una final a cuatro de las más igualadas vividas en los últimos años y en la que podría haber ganado cualquiera siendo merecedores del premio los equipos. 

La primera semifinal enfrentó al Oviedo Baloncesto y CB Navia, un club que celebra su 25 aniversario y que es un clásico en estas citas, demostrado con un baloncesto muy vivo durante todo el año y que salió a por todas desde el primer minuto. 

Nuestro alto ritmo y el control del rebote nos hizo coger las primeras ventajas. La defensa agresiva del uno contra uno impidió canastas fáciles y nos hizo ir al descanso con una diferencia que para nada era definitiva. Y así sucedió, tras el paso por vestuarios, el equipo de Suso y Sergio fue a por todas y acortó esa distancia. Muy serias las locales, subieron una marcha más para dejar sentenciado el partido y vivir con cierta tranquilidad los últimos minutos de juego (87-58). ¡Estábamos en la final!

La segunda semifinal, enfrentaba a Adba-Sanfer y a CD Fodeba. Increíble partidazo que nos regalaron ambos conjuntos. El partido que tuvo sus idas y venidas al final se decantó por el lado avilesino por pequeños detalles en los instantes finales (75-71). Ya teníamos finalista, Adba-Sanfer sería nuestro último rival.

La jornada del domingo, como no podía ser de otra manera, fue de infarto. 
En el tercer y cuarto puesto el partido se lo llevaron las chicas de Alberto y Javi en un encuentro muy igualado que se decidió en el último cuarto.

¡Y llegó la final! Los nervios estaban en el ambiente y Pumarin se empezaba a llenar hasta completar aforo, no cabía un alfiler. Los bombos por ambos lados empezaban a sonar, la música de Peña animaba el ambiente, y el rosa y azul teñían las gradas. Tras las presentaciones, llegó el merecidísimo homenaje a nuestra selección cadete femenina, terceras de España en el pasado campeonato de selecciones autonómicas. Nos habéis puesto en lo alto, ¡gracias y enhorabuena!

El partido empezó con muchos nervios por parte de ambos equipos. Las primeras ventajas cayeron de nuestro lado. Tras el primer tiempo muerto del partido la contienda se volvió a igualar y cambió de rumbo totalmente. Las chicas de Carlos y Bea cogían la delantera y se iban al descanso con 6 puntos de ventaja. 

Quedan 20 minutos y todo por decidir. Aquí vendrían nuestros peores momentos y los mejores del cuadro avilesino. Un 6-0 de salida nos obligaba a parar el partido, 12 abajo, caras de nervios y ganas a la vez. Teníamos que remontar y a por ello fuimos. Era ahora o nunca, poco a poco fuimos recortando las distancias, el trabajo de equipo, la defensa y el rebote nos hizo ponernos a tiro.

El último cuarto fue un cuarto de muchos nervios, faltas y tiros libres. Quedaban 10 minutos para saber quién nos iba a representar en Lleida. Y nos lo llevamos… 71-67 la bocina pitó, habíamos ganado de 4 con emoción hasta el final, tal y como se merecía esta categoría. Una final emocionante que podría haber caído de cualquier lado. 

Felicitar a Adba-Sanfer, CD Fodeba y CB Navia por la gran final a cuatro, a sus jugadoras, técnicos y a toda su afición desplazada a Pumarín, por su comportamiento, deportividad y su baloncesto. 

Agradecer a la Federacion y Ayuntamiento de Oviedo y a toda la familia OCB que nos estuvo acompañando todo el fin de semana. Agradecer la organización que estuvo de diez y a todos los entrenadores que nos habéis apoyado.

Y cómo no, agradecer a las familias su apoyo, esfuerzo y compromiso con este equipo y este club. Sin vosotros esto no funcionaría. Gracias a Juli por vivirlo todo con tanta intensidad y amor por el baloncesto. Y a Reme por acompañarme en este camino. ¡Y a ellas..! A ellas no les puedo dar las gracias porque me dejan sin palabras. ¡Gracias infinitas! ¡Sois increíbles y unas cabras locas, lo habéis hecho juntas! ¡Zoe, Ana y Ale… esto va por vosotras! Estamos orgullosísimas. Esto es de todos, de todo el OCB.

¡Disfrutadlo, somos campeonas de Asturias!

En cuanto a la final cadete masculina, los chicos de Reme lograron alzarse con la segunda plaza tras vencer 66-47 al Grupo Covadoga en semifinales y caer con los anfitriones del Colegio Ecole en el partido por el título por 70-54.

En la primera semifinal disputada el sábado el OCB hizo un buen primer tiempo ante el Grupo y le permitió sentenciar el partido de cerca de 20 puntos antes del descanso pudiendo reservar y rotar jugadores para la final.

Una final contra el máximo favorito que jugaba en su casa. A pesar de que no llegábamos en un buen momento los jugadores cumplieron y compitieron tratando de hacer todo lo que podían para ganar. No fue así, Ecole se lo mereció un pelín mas.

«Esto no empaña el año de unos jugadores comprometidos durante toda la temporada», explica Pablo Rodríguez ‘Reme’ acerca de las ausencias, lesiones y enfermedades que han lastrado el año con la lástima de no llegar a las finales en las mejores condiciones.

Pese a ello, «son un grupo increíble en calidad humana, en baloncesto y un grupo que cualquier entrenador querría entrenar», explica Reme de sus jugadores indicando que el segundo puesto no empaña el esfuerzo durante todo el año. «Nos llevamos un gran recuerdo de la temporada porque todavía les queda mucho por crecer, tienen un potencial enorme a todos los niveles y año a año van a seguir creciendo.