Cura de realidad

El Unicaja Banco Oviedo concede la tercera derrota de la temporada en casa de Levitec Huesca La Magia por 73-68 en un partido en el que desperdició una ventaja de 14 puntos conseguida mediado el segundo cuarto.

No fue el día del Unicaja Banco Oviedo. La derrota más inesperada tras encadenar tres victorias de mérito ante lo más granado de la aristocracia de la liga llegó en casa del que hasta ayer era el colista Levitec Huesca La Magia, que encaraba, por su parte, el partido como máxima necesidad. Con todo el hambre posible.

En las horas previas, el anuncio de sendos fichajes, el veterano interior Xavi Rey (12 puntos) y el del canterano de Casademont Zaragoza, Javi García (8 puntos) insuflaron espíritu y anotación a los locales que tuvieron a su mejor hombre en Devon Van Oostrum (20 puntos).

Por parte del Oviedo Baloncesto, que se disolvió como un azucarillo en la segunda mitad, apenas destellos de Harald Frey (16 puntos, 4 de 6 en triples), Arteaga (12 puntos y 8 rebotes) y Mathieu Kamba (11 puntos, 9 rebotes) sostuvieron, a tirones, el ritmo anotador del equipo.

Los parciales cuarto a cuarto evidencian el bajón que sufrieron los de Lezkano mediado el segundo cuarto cuando, tras ir venciendo por 14 puntos, comenzaron a mostrarse inoperantes en ataque, pese a contener los rebotes en ambos tableros, y a jugar posesiones muy lejos del ritmo vivo que ha mostrado el equipo durante el arranque de temporada.

Un dato. Para ganar a Gipuzkoa la semana pasada, el OCB lanzó 72 veces a canasta encestando en 33 ocasiones. En Huesca, cortocircuitado, romo, el Unicaja Banco Oviedo lanzó 65 veces. Ocho posesiones menos de las que suele vivir el equipo fruto a su actividad en toda la pista y primera vez en toda la campaña que no alcanza los 70 puntos. No se dio.

Y pese a que el comienzo del partido fue bueno en términos generales, con un activo Mcdonnell, sendos tapones de Kamba y Kabasele, castigado este último, de nuevo, con tempraneras personales, el equipo no transmitía la viveza de otras tardes. Encadenó el OCB tres buenas acciones con un triple de Frey y canastas de Kamba y Xavier para labrar la primera renta seria de la noche (8-16) a falta de 3’40’’ para el cierre del parcial.

En el segundo, también desconectados, un triple de Bartolomé y una canasta en el poste de Arteaga colocaban la máxima 15-29. Hasta ahí. Huesca comenzó a remar y el OCB no encontraba respuesta. Lezkano pidió tiempo a falta de 5’ para el final del periodo barruntando soluciones pero el cuarto no dio para invertir la inercia que ya favorecía a Levitec Huesca La Magia (30-37, descanso).

En la reanudación fue un quiero y no puedo. Un triple de Frey y un mate de rabia de Macdonnell colocaban el 36-44 contestado por Van Oostrum también desde 6,75.

De nuevo un ramalazo de Frey estiraba la renta en un destello de calidad. Se conectaba Kabasele a pase de Meana, Kamba… pero Huesca seguía enganchado al partido y arañaba. Solo cinco arriba a falta de los últimos 10 minutos iba a ser renta escasa.

Y se cumplió lo que se advertía. A falta de 5 minutos para el final los locales se colocaron por delante por primera vez en el partido con un triple de Ayoze Alonso 63-61. Buscó Lezkano con  los dos cincos en pista, Kabasele y Arteaga, abrir espacios para sus exteriores que no tuvieron la noche. Ni dentro ni afuera. Ni en el pase ni en el tiro y, poco a poco, el partido se alejó. Punto a punto, gota a gota. Con uno a bajo dentro del último minuto, además, una antideportiva aseguró dos tiros y posesión para Levitec Huesca La Magia sentenciando el encuentro.

Con esta, el Unicaja Banco Oviedo suma la tercera derrota del curso manteniendo la segunda posición en la tabla. El próximo sábado, 19.00 horas, Pumarín, recibirá al tercer clasificado, empatado a 8 victorias, Easy Charger Palencia.  

Levitec Huesca La Magia 73-68 Unicaja Banco Oviedo

Parciales: (13-23,17-14,20-18,23-13)

Rueda de prensa de Natxo Lezkano: