Demasiado castigo para el EBA

El filial cae ante Solgaleo Bosco Salesianos por 76-58 en el último partido de la primera vuelta de la Liga EBA, grupo AB.

Hasta los seis minutos finales, cuando Solgaleo Bosco Salesianos obtuvo una renta de 9 puntos imposible de remontar, Unicaja Banco Oviedo estuvo en disposición de obtener la primera victoria a domicilio del curso.

En un partido igualado, en los que los de Agustín Munárriz supieron plantar cara a su rival mejor armado en la pintura y con mayor acierto desde la línea de 6,75, la salida en tromba de los locales en el último cuarto decantó el choque en su favor.

Con nada que perder entró el Oviedo Baloncesto a la pista de Os Remedios y, desde los primeros compases, el equipo dio muestras de rebeldía para tratar de igualar el choque en cada posesión.

Tras un primer cuarto que se cerró con un parcial de 20-17, en el segundo, el OCB dominó pasajes del partido y limitó errores para llegar igualados al descanso. Y de igual manera sucedió en el tercero, cuando el Unicaja Banco Oviedo limitó el acierto anotador de los orensanos.

No fue así en el último. El citado parcial de arranque del último periodo lastró el devenir del encuentro. Uno que se iba a jugar a escasos 60 puntos y que, finalmente se escapó de las manos. Es donde más sufre el OCB, cuando tiene que igualar en ataque a los rivales dados los bajos guarismos que ofrece en canasta rival.

Demasiado castigo para un grupo que lleva ya cuatro jornadas consecutivas compitiendo todos los partidos y que, tras el parón navideño tiene toda una segunda vuelta para ir arañando victorias tanto en Pumarín como afuera.