El EBA a confirmar su mejoría


El filial del Unicaja Banco Oviedo de Liga EBA juega mañana domingo (17 horas, Pumarín) su tercer partido de la temporada, segundo en casa. Encuentro que será retransmitido por VinxTV tanto a través de Telecable como por su canal de YouTube.

El rival de los de Agustín Munárriz será Traumacor Culleredo, asentado desde hace años en la categoría y que viene de caer ante Marín Peixegalego por 82-60, el mismo Peixegalego contra el que se estrenó con derrota el OCB en la temporada hace quince días (56-68).

Ya queda lejos. La pasada jornada, la segunda, el Unicaja Banco Oviedo visitó Ávila para competir en un encuentro igualado en la primera mitad y donde una zona planteada por los locales decantó el partido de su lado.

Todo lo anterior, viajar y competir. Entrenar y volver a intentarlo forma parte del proceso del equipo que poco a poco va ensamblando sus piezas. «Esta es la semana que hemos podido entrenar al completo salvo con Roberto Cubero que sigue en dinámica de primer equipo», reconoce Munárriz en la previa. «Pero esto no funciona solo con una semana nada más, necesitamos seguir acumulando minutos y experiencia», añade el entrenador.

«En el partido de la semana pasada lo hicimos bastante bien. Los dos primeros cuartos fueron muy buenos y quizá en la segunda parte nos paró la zona. Juegas fuera de casa, no anotas y eso les dio vida a ellos», resume el preparador que agrega que «sí que es verdad que estuvimos mucho mejor y que la idea es seguir afianzando lo que logramos la semana pasada continuando esa senda».

Con el objetivo de «mejorar cada semana día a día hasta que seamos competitivos el partido entero para conseguir la victoria», trabaja el filial. «Nuestra idea es hacerlo bien en casa y con esa ilusión vamos al partido de mañana».

En cuanto al análisis de Traumacor Culleredo, Munárriz destaca que, pese a que es un equipo joven, tiene experiencia en la categoría. «Son jóvenes pero alguno de ellos ya jugó contra nosotros en EBA hace tres años y tienen algún veterano como Mario Cabanas. La diferencia radica ahí», expone. «Luego son un equipo que aprieta, que corre, son verticales y agresivos y que tienen cogida la medida a la categoría pese a su juventud», sostiene.