El OCB se agarra a la épica para ganar en Alicante

El Unicaja Banco Oviedo logró ayer una victoria apoteósica en su primer partido de la temporada. Solo los muy creyentes lo harían hasta el final y solo un tiro sobre la bocina, en la segunda prórroga, de Oliver Artega, quién si no, convertiría a los paganos. Al final un HLA Alicante 96-97 OCB en un partido que tuvo de todo. Desde lo peor hasta momentos sublimes en los dos periodos extra.

Porque el Unicaja Banco Oviedo entró frío al partido. Del 0-0 inicial al 61-61 con el que empató por primera vez a falta de 5 minutos para el final gracias a un triple de Alonso Meana se llegó al 73-73 con el que acabó el reglamentario. En la primera prórroga, los locales llegaron a amasar una ventaja de 6 puntos (82-76) que de nuevo el OCB se encargó ´de remontar.

Y solo en el último añadido a falta de 4,29 el visitante se puso por delante por primera vez en el partido. Un 2+1 de Mcdonnell daba la primera ventaja 82-85 que, cómo no, se malogró. Llompart, sempiterno el base alicantino, se encargó de nuevo de poner a los suyos por delante.

Pero había que creer. Creyó Frey. El mejor del Unicaja Banco Oviedo tanto desde el triple como leyendo el bloqueo y continuación. Creyó Kabasele que solo apareció para rebañar cuatro puntos fundamentales cuando más quemaba. Sumó Kostecka con un tres más uno imposible y por fin a Kamba acertó a encestar en penetración cuando más quemaba la bola. El equipo, tras haber ido perdiendo de 9, en el primero, de 11, hasta de 13 en un tercer cuarto desnortado, se enchufó, hizo clic.

Tímidos primero y con todo después (17-28 de parcial en el cuarto cuarto) cuando peor estaban las cosas. Porque los interiores de Alicante funcionaban a todo lo que les pedía Llompart (33 de valoración). Van Zegeren se fue a los 17 puntos y Pilepic comenzó a anotar desde el exterior.

Apenas minuto y medio Frey sumó de dos y de tres. Menos cinco para descontar hasta el 56-50. Apareció Kamba también, inoperante en la primera parte y acertado en las postrimerías del partido. Con apenas cuatro puntos abajo el partido cogió color azul. Tambores de guerra. Porque tiene algo este equipo, ya lo mostró en pretemporada. No se va de los partidos, pelea cada balón como si fuera el último y si no salen las cosas confía en sus pilares.

La tuvo Simmons para ganar al final, la tuvo el OCB para ganar en la primera prórroga y tampoco. Hubo que jugar 50 minutos hasta que el balón, escupido por el aro, llegó a las manos de Arteaga. Dos puntos. Victoria. Pero esto no para. El martes, en casa, segundo partido frente a Iraurgi SB.



HLA ALICANTE vs. UNICAJA BANCO OVIEDO (1ª jornada)

HLA ALICANTE (96):  Quinteto inicial: Van Zegeren (18); Matuilonis (11), Arcos (6), Llompart (16), Jakstas (8). También jugaron: Cabral (-), Pilepic (17), Simmons (13), Noguera (-), Noguerol (3), Menzies (4).

UNICAJA BANCO OVIEDO (97): Quinteto titular: Kostecka (8), Frey (21), Kamba (11), Kabasele (11), Martí (5). Tambie´n jugaron: Meana (9), Bartolomé (2), Cubero (-), Arteaga (23) Mcdonell (11), Lobaco (-), Martín (-)

PARCIALES: 1º C25/17 2º C10/15 3º C21/13 4º C17/28 5º C9/9  6º C14/15 

Pabellón: Pedro Ferrándiz (Alicante). 1.500 espectadores.
Árbitros: José María Olivares Bernabéu; Javier Ávila Zurita; Rodrigo Palanca Page.