NATXO LEZKANO EN LA LUCHA POR LAS MEDALLAS EN EL AFROBASKET

El técnico del Unicaja Banco Oviedo Natxo Lezkano se encuentra inmerso en la lucha por las medallas en el Afrobasket que se disputa hasta este domingo en Kigali (Ruanda). Sus ‘Elefantes’, la selección de Costa de Marfil firmó una primera fase inmaculada para clasificar primera de grupo. Ayer, en cuartos de final, se deshicieron de Guinea por un contundente 98-50 y el próximo sábado se medirán a Senegal por un puesto en la final.

En comunicación con el área de prensa del OCB, el portugalujo repasa el torneo hasta la fecha y explica cómo sigue la actualidad de sus pupilos en Pumarín antes de retomar las riendas de la primera plantilla del club. Afirma estar «al día y al corriente de todo» lo que ocurre en Oviedo mientras tiene entre manos el reto de colgarse una medalla continental en su cuarta experiencia internacional tras haber disputado los Afrobasket de 2011 y 2013 con la propia Costa de Marfil y la Copa Mundial de 2014 con Filipinas.

-Es su tercer Afrobasket y cuarta experiencia internacional, ¿cómo ha ido hasta la fecha?

-Está siendo una experiencia muy buena y estar en semifinales es cumplir las mejores expectativas que teníamos. De momento satisfecho con lo que hemos conseguido y con el objetivo de colgarnos alguna medalla que estaría muy bien.

-¿Cómo ha sido el torneo? Se puede intuir el basket físico que plantean los equipos africanos pero, ¿le ha sorprendido algo a nivel de talento o condiciones?

-El baloncesto africano cada vez se parece más al basket que conocemos. Con respecto al que yo vi en 2001 al actual ha habido una evolución. La mayoría de los jugadores juegan en Europa y Estados Unidos. Todos los jugadores son profesionales y hay selecciones muy potentes con jugadores NBA. Además hay países que están evolucionando bastante como Egipto o Túnez a nivel de liga cuando vemos entrenadores españoles que se han desempeñado en ACB que van a trabajar a estos países. El baloncesto se ha globalizado y es potencial físico muy grande que hay aquí se está traduciendo en buenos jugadores de baloncesto.

-¿Cómo ves las semifinales?

-Hay dos equipos favoritos y que están cumpliendo su papel que son Senegal y Túnez. Los pronósticos serían que por potencial y experiencia ambos deberían jugar la final. Nosotros trataremos de ser capaces de colarnos ahí. Sería una grata sorpresa. Lo normal es que suceda lo anterior pero vamos a ver si somos capaces de cambiar esos pronósticos.

-Volviendo a casa, ¿cómo está siguiendo la pretemporada del equipo?

-Estamos en contacto permanente. Dejamos planificado todo antes de venir aquí teniendo muy claro lo que teníamos que hacer. Tanto Pedro (González, preparador físico) como Alejandro (González, entrenador asistente) estamos en contacto permanente. Ambos me ponen al corriente de todo. Igual con Fernando Villabella y Héctor Galán, estamos muy al día de todo lo que estamos haciendo.

-En cuanto a la plantilla, ¿puede avanzar algo de alguna incorporación?

-Estamos esperando un jugador que nos guste para completar la plantilla.

-Con respecto al año pasado que se comenzó de cero, esta temporada conserva buena base de jugadores.

-Hicimos mucho trabajo antes de que finalizara la temporada regular, antes de que los jugadores se marcharan a sus casas. Nos hubiera gustado haber renovado a alguno más pero no pudimos hacerlo. Con todo, siempre es una ventaja comenzar así porque son jugadores que ya están adaptados a la ciudad, al club y a mi como entrenador, a todo el cuerpo técnico. Conocen todo, saben dónde van a vivir, cómo van a entrenar… conocen a los médicos, a los fisios y al cuerpo técnico y esos es una ventaja porque no requieren adaptación y seguro que van a ayudar a que los nuevos se adapten mejor.

-¿Cuándo esperamos su incorporación en Oviedo?

-Independientemente de si jugamos la final o el tercer y  cuarto puesto nos toca jugar hasta el último momento (la final y el encuentro por el bronce del Afrobasket se disputan el próximo domingo) así que entiendo que viajaremos al día siguiente. Suele ser un viaje largo hasta Bilbao, al menos 24 horas, así que me incorporaré lo antes posible.