OCB y Zunder Palencia reeditan el clásico de playoffs

Unicaja Banco Oviedo y Zunder Palencia, reeditan, desde mañana, una eliminatoria de cuartos de final que se ha convertido por derecho propio en un clásico de la LEB Oro.

El primer partido de la serie se disputará en el municipal palentino, desde las 20.30 horas y se podrá seguir por LaLigaSportsTV y VinxTV. De igual modo el segundo encuentro se disputará en Palencia el sábado 28 a las 18.00 horas y ya le semana que viene la eliminatoria viajará a Oviedo (jueves 20.30 y, si fuera necesario, el cuarto partido sería el sábado 4)

Un clásico, decíamos, porque en el séptimo playoff en nueve comparecencias en la LEB Oro para el Oviedo Baloncesto, esta será la cuarta vez que se medirá al conjunto castellano. Las otras tres anteriores salieron cruz para los carbayones que quedaron apeados por Palencia.

Todo cuando, el balance en liga regular, indica mucha más igualdad: 9 victorias del OCB por 8 de Palencia. Sin embargo, en las eliminatorias de 2014, 2017 y 2018 los ahora entrenados por Pedro Rivero se llevaron el gato al agua.

El bagaje de esta temporada es favorable al Unicaja Banco Oviedo que ha vencido los dos partidos de liga regular: 79-74 en Pumarín y 76-80 con un parcial final de 0-15 para remontar el partido en la cancha de Zunder Palencia.

Pero ni lo anterior ni lo más cercano significan mucho más de lo que advirtió ayer Natxo Lezkano en la presentación del playoff. «Ellos saben ahora que podemos ganar cuando a comienzo de la temporada no estaba tan claro».

Porque el sexto puesto logrado por el OCB en la liga regular ha supuesto un nevo éxito de la institución que ha tenido que negociar una temporada plagada de vicisitudes. La baja de Marc Martí a las primeras de cambio, sendos brotes de covid en la sexta ola, la marcha de sus dos bases, las lesiones de la referencia interior Herve Kabasele y, ahora, encarando los playoffs, las lesiones de Alonso Meana y Oliver Arteaga. También de esto ha hablado el preparador en las últimas semanas alabando la «resiliencia» del grupo y la capacidad del club de rearmar la plantilla a mitad de temporada.

En cuanto a las lesiones, la presencia del base gijonés está descartada en toda las eliminatoria pero Arteaga trabaja para llegar a tiempo, por lo menos, al primer partido en casa.

¿Cómo llegan los equipos? Ambos salieron derrotados a domicilio en la última jornada de la liga regular en partidos exigentes, Zunder Palencia ante Juaristi ISB y OCB ante Movistar Estudiantes. De esa combinación salió beneficiado el cuadro mañana local al finalizar quinto y conservar el factor cancha gracias a sus 20 victorias por las 19 del equipo ovetense.

Lo que arrojan las estadísticas es lo que dicta la clasificación: dos equipo muy parejos con similitudes a la hora de enchufarse y desenchufarse de los partidos y un buen equilibrio entre interiores y exteriores. Ahí, con el factor cancha a favor y la baja de Arteaga, puede que la serie de inicio se decante del lado de los locales frente a una de las mejores armas del OCB, la del rebote ofensivo, apartado en el que es el mejor de la categoría con 10,4 capturas en aro rival por partido.

En cuanto a cómo ven capitán y entrenador el partido, Arteaga afirmó ayer en la presentación que Palencia es «un equipo muy sólido que está confeccionado para estar en lo más alto y para intentar ascender”. Lezkano, por su parte, reconoce que el equipo llega mejor que el año pasado.

«El equipo ha tenido mucha paciencia, estamos en un buen momento anímico y eso es lo mejor», agregó el vizcaíno. Preguntado por los medios de si era hora de ganar a Palencia en un playoff, entrenador y capitán contestaron con un sí.