Duelo por el playoff ante Palencia

El Unicaja Banco Oviedo disputa mañana a domicilio un duelo directo por la lucha por entrar en el playoff de ascenso en casa de EasyCharger Palencia (19 horas, LaLigaSportsTV, VinxTV).

Tan solo dos victorias separan a los de Natxo Lezkano de los de Pedro Rivero, sextos contra cuartos, en un partido que, a tenor de los números, se presenta muy igualado y con dos conjuntos con las ideas muy claras y estilos definidos.

Será, además, un choque entre ‘ex’. Speight por parte local y Lezkano, Jorgensen y Xavier por parte visitante se enfrentan a un rival con el que brillaron.

Poco a poco y tras nueve temporadas en la categoría de plata el OCB ha ido labrando rivalidades sanas con equipos como Coruña o Palencia como es el caso que ocupa mañana. Un ‘tribalismo’ bien entendido que hace bien a la competición por la cercanía entre ciudades y que anima al desplazamiento de seguidores. Mañana no será excepción como en el partido de Pumarín en la primera vuelta que, tras ser aplazado por el covid, muchos palentinos se quedaron sin disfrutar.

Aquel fue el último partido del OCB 1.0 de esta temporada y cuya victoria se quedó en el fortín ovetense. Mucho ha cambiado desde entonces para los de Lezkano, algo menos para los de Rivero, pero lo cierto es que un vistazo a los números habla de máxima igualdad.

Palencia no pierde, hay que ganarle, explicó el técnico del Oviedo Baloncesto en su comparecencia. Por la defensa y el rebote, como siempre, puede comenzar a construir el OCB. No obstante ya es el mejor equipo reboteador de la categoría.

En cuanto al estado de forma de los jugadores, la de Semana Santa tras la victoria ante Peñas Huesca ha sido la primera sin contratiempos después de hace mucho tiempo. Con toda la plantilla al completo. Con los achaques de la altura de la temporada, como es obvio, pero con los 12 disponibles para mañana.

El juego interior será clave y la recuperación justo a tiempo de Kabasele se antoja fundamental para parar a Mus Barro y Bamba Fall, los dos interiores más productivos del rival. Afuera, la pólvora de la que dispone Palencia es conocida, desde la dirección de Rodrígez a la explosividad de Speight y la clase de Allen, el equipo de Rivero tiene, amén de arrestos, calidad de sobra.

Así lo indicó Natxo Lezkano en la previa consciente de la importancia del choque y la altura del rival. «Nos vamos a encontrar con un equipo cambiado, con mejoras», sostuvo. «Está claro que ellos son un equipo sólido, están arriba del todo, con un gran juego con mucha solidez. «Son un equipo al que hay que ganarle porque ellos no pierden partidos», agregó.