El EBA se queda a las puertas del primer triunfo

Quinto partido de la temporada, tercero en casa y quinta derrota para el filial del Unicaja Banco Oviedo ante Universidad de Valladolid (56-62). Sin embargo, en esta ocasión, el desarrollo del encuentro no fue como en los precedentes.

El equipo compitió tras un mal primer cuarto (9-19) y gracias a un parcial tremendo de salida en el segundo parcial (11-2), logró ponerse por delante en el marcador antes del descanso (22-21). Así, con buenas defensas y tratando de superar la incómoda zona 3-2 que planteaba el equipo universitario, se ganó el derecho de pelear el encuentro hasta el final.

Ya en la reanudación, a la que se llegó con un 33-33 en el marcador, el OCB se vio en una tesitura inédita. Campo virgen por explorar para un recién ascendido: Saber llegar a un final apretado y ganar. Sin embargo no se dio.

Lo resumió a la perfección el técnico, Agustín Munárriz a la conclusión del choque. «Se trata de meter canastas, si no metemos es imposible ganar». El porcentaje de acierto desde el perímetro lastró al Unicaja Banco Oviedo cuando lo tenía de cara. Con 3 aciertos de 23 intentos desde el triple en un partido que se iba a dirimir en los 60 puntos iba a ser imposible.

La cara positiva, sin embargo, fue la entrega de los jugadores y la capacidad de conservar la última bola para intentar ganar el partido. No se dio. La semana que viene salida complicada a Arroyo de la Encomienda para enfrentar a Baloncesto La Flecha (sábado 23, 18.30 horas)

UNICAJA BANCO OVIEDO 56 – 62 UNIVERSIDAD DE VALLADOLID

Parciales: 9/19, 24/14, 8/14, 15/15

Incidencias: Partido disputado en Pumarín ante 150 espectadores.