El Unicaja Banco Oviedo eleva su nivel

Quinto partido de pretemporada y un retorno a Pumarín donde la parroquia se reencontró con su equipo en el día grande de San Mateo y que pudo festejar con victoria. Uno conjunto distinto al que dejara tan grato sabor de boca la temporada pasada pero que, paso a paso, se va acercando al nivel que quiere Natxo Lezkano. Ante UEMC Real Valladolid Baloncesto, victoria por 101-80.

Todo, cuando hoy han debutado las dos últimas adiciones al plantel, Mathieu Kamba y Sean Mcdonell que han dejado buenas sensaciones pese a contar apenas con dos entrenamiento antes de vestirse de corto. Y, sin embargo, visto lo visto, hoy, las piezas encajan. Porque el OCB ha ofrecido una versión solidaria y aguerrida en defensa desde la que construir ataques en transición y puntos fáciles.

Más cuando desde los primeros compases ha emergido la figura de Marc Martí. No era un día fácil para jugar por dentro. La baja de Herve Kabasele por una lesión muscular penaliza a los de Lezkano a la hora de rotar a Oliver Arteaga y el ilerdense se ha multiplicado para firmar 25 puntos (7 de 7 en tiros de dos, 2 de 4 en triples) y siete rebotes para un 31 de valoración.

Pronto ha encontrado el OCB vías para anotar con facilidad en un primer cuarto en el que el Real Valladolid aguantaba el tirón.  Tras el 19-13 al final del primer cuarto, sin embargo, el visitante solo encontraba maneras de hacer daño en el aro rival a través de las penetraciones de Wintering y el tiro exterior de Berg y Wintering.

Síntoma de un partido de preparación, Lezkano quiso ser cauto tras acabar el encuentro «ha sido un buen partido pero esto es pretemporada, no sabemos cómo está el rival, si ayer tuvieron un entrenamiento fuerte», advirtió. Algo de piernas pesadas y más energía de los de Pumarín se notó en el segundo parcial cuando el OCB decantó el choque en su favor.

Al buen encuentro de Martí sumaron los que siempre suman: Bartolomé, Meana y Arteaga para contagiar a los recién llegados. Kostecka acabó con 13 puntos y los debutantes con 10, Kamba y 14, Mcdonnell. Buen debut. Al descanso 49-38.

Sin dejar de pisar el acelerador, el partido se reanudó con una canasta de Arteaga, un contrataque de Mcdonnell tras robo de Meana y un triple de Kamba que apenas pudo contestar el Real Valladolid.

A 3.26 para el final llegó la jugada del encuentro. Kamba rebañó un rebote para machacar en una acción de físico y carta de presentación de un jugador que tiene que ser fundamental en ambos lados de la cancha. La diferencia era ya de 18 puntos y el encuentro encaminó la recta final roto.

Un último cuarto que siguió con la tónica del encuentro. Muy atento Lezkano a corregir en defensa a los suyos y probando sistemas en ataque para un OCB que mejoró sus porcentajes en el tiro y que poco a poco comienza a poner las bases de la campaña 2021-2022.

(101) Unicaja Banco Oviedo: Quinteto inicial: Meana (10), Kostecka (13), Kamba (10), Martí (25), Arteaga (13). También jugaron: Frey (8), Bartolomé (6), Sánchez (0), Suárez (0), Cubero (2), McDonell (14) y Arribas (0).

(80) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Quinteto inicial: Alec Wintering (26), Davis Geks (8), Íñigo Mayorga (4), Sergio de la Fuente (0), Justin Tafari Raffington (6). También jugaron: Fernando Revilla Val (3), Jaan Puidet (5), Melwin Pantzar (-), Sylvester Berg (12), Javier Casado (-), Jordy Kuiper (16) y Guillermo Raposo (0).

Parciales: 19-13, 30-25 (49-38), 29-20 (78-58) y 23-22 (101-80 final).

Incidencias: Partido amistoso disputado en Pumarín con 150 espectadores