ENFRENTAMIENTOS HISTÓRICOS CAJA RURAL: VALLADOLID – OCB

Tras haber cumplido el primer objetivo de la temporada, la permanencia en la LEB Oro para la campaña siguiente, el Liberbank Oviedo Baloncesto viaja a Valladolid con la posibilidad de obtener su segunda victoria ante el conjunto pucelano, que podría ser muy útil de cara a la Fase de Ascenso, al haber vencido también en la primera vuelta a los de Hugo López por 83-78.

El club carbayón tiene buen recuerdo de su última visita al Polideportivo Pisuerga, que tuvo lugar en la temporada 2018/2019, después de que no se pudiera disputar el encuentro entre el OCB y el Campeón de la liga en Valladolid la pasada temporada al cancelarse la liga por la pandemia del COVID-19. La última vez que el Liberbank Oviedo Baloncesto jugó en tierras pucelanas, el conjunto ovetense logró la clasificación matemática para el playoff de ascenso a la Liga Endesa de 2019 con una gran victoria por 79-85. Este año, debido al formato de la liga, el resultado podría ser determinante también para la postemporada, ya que de vencer, el OCB accedería a la Fase de Ascenso con 2 partidos ganados ante el Clínica Sur-Aspasia RVB, por lo que nuevamente, el choque en el Pisuerga tendrá aires de playoff.

Joey van Zegeren, actualmente en Valladolid, espera por el rebote

Aunque el 12 de abril de 2019 fue el OCB el que se llevó la victoria, fue el Valladolid el conjunto que mejor entró en partido, logrando un parcial inicial de 10-2 en el que los únicos puntos carbayones los puso Oliver Arteaga. Sin embargo, por medio de Roope Ahonen, Steve Spieth y un inspirado Sergio Llorente, el equipo asturiano recortó la diferencia para llegar al fin del primer cuarto con 20-17 en el electrónico. En el segundo parcial, sin embargo, llegaron los mejores momentos del OCB, que consiguió ponerse por delante en el marcador, gracias a hombres como Joey van Zegeren (actualmente en Valladolid) y Oliver Arteaga. A partir de ese momento, el Liberbank Oviedo Baloncesto nunca dejaría de dominar el marcador, y en la salida del tercer cuarto, el OCB aprovechó la ventaja de 6 puntos que obtuvieron al descanso para, con un parcial inicial de 5-0, poner la máxima diferencia en 40-51, sin dejar al conjunto local anotar ningún punto. Ya en el parcial final, el equipo asturiano solo tuvo que manejar la ventaja, dando entrada al canterano Alonso Meana, quien certificó la clasificación al playoff con dos tiros libres que ponían el definitivo 79-85.

El MVP de aquel encuentro fue Oliver Arteaga, firmando una de sus grandes actuaciones al lograr 15 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 6 faltas recibidas, para 20 de valoración, que le sirvieron para terminar como el tercer mejor valorado de la LEB Oro aquella campaña con una media de 19,32 en ese apartado estadístico.

Oliver Arteaga machaca el aro