CRÓNICA J. 9 FASE DE ASCENSO / GRAN VICTORIA DE EQUIPO EN EL REENCUENTRO CON PUMARÍN (105-67)

El Liberbank Oviedo Baloncesto firma un espectacular encuentro para vencer por un solvente 105-67 al Palmer Alma Mediterrànea Palma. El conjunto de la capital asturiana dominó el encuentro desde el principio, llegando a tener máximas de más de 30 puntos mediado el tercer cuarto, y encaró los últimos instantes con tranquilidad. Tras este partido, los jugadores entrenados por Natxo Lezkano se concentran en preparar su siguiente compromiso liguero ante el TAU Castelló, el próximo domingo, 4 de abril, a las 12:00 horas.

Buen arranque de partido del OCB, que logró anotar en su primera acción por medio de Hervé Kabasélé y paró el ataque rival. Aunque Rivas anotó un triple desde la esquina, la contestación de Micah Speight seguía dejando al equipo local por delante, aunque Pol Figueras emuló al base estadounidense para poner el 5-6. La igualdad fue la tónica dominante en los primeros instantes, con ambos equipos intercambiándose canastas sin permitir que la diferencia creciera. El hombre más en forma estaba siendo Micah Speight, con dos triples iniciales, que sumados al obtenido por Marc-Eddy Norelia ponían 13-10 en el ecuador del primer cuarto. Tras varios instantes sin que ningún conjunto anotara, Oliver Arteaga puso la máxima diferencia en los 5 puntos con un buen gancho desde la zona. El equipo visitante seguía atascado en ataque, y tras un triple de Elijah Brown, Álex Hernández pidió el primer tiempo muerto del encuentro a 2:46 del final del primer cuarto (18-10). Pol Figueras dio fin a la sequía balear con una buena penetración, pero el triple de Alonso Meana seguía alejando al Liberbank Oviedo Baloncesto. Los últimos puntos los puso Oliver Arteaga desde el tiro libre, dejando el marcador en 23-14 al término del primer cuarto.

El inicio del segundo período fue fulgurante para el Liberbank Oviedo Baloncesto, que logró un parcial de 7-0 gracias al triple de Harald Frey y las bandejas de Pablo Ferreiro y Alonso Meana, combinándose además con el esfuerzo defensivo, algo que se vio tras el tapón de Massine Fall. Todo esto provocó el segundo tiempo muerto de Palmer Alma Mediterrànea Palma, a 7:43 para el descanso, con el marcador en 30-14. Aunque los locales volvieron a sumar por medio de Jacobo Díaz, Alonso Meana recibió falta según iniciaba un contraataque, con lo que el base asturiano sumó dos puntos gracias a la antideportiva, seguido además de los 4 tantos seguidos de Cameron Oluyitan (36-18). El buen hacer de los de Natxo Lezkano siguió permitiendo aumentar la diferencia con un parcial de 7-0 rubricado por Micah Speight y Cameron Oluyitan. Aunque Palma consiguió encontrar el aro, el Liberbank Oviedo Baloncesto no frenaba en su empeño, y según se entraba en el último minuto del cuarto, el OCB doblaba la diferencia con el 50-25. La última anotación fue para Elijah Brown, que logró sumar en un contraataque para poner el 52-28 en el electrónico.

Nuevamente, el OCB comenzó golpeando con una buena acción individual de Marc-Eddy Norelia. Palma contestó, pero en la siguiente jugada, el ala-pívot haitiano encontró liberado a Oliver Arteaga en la zona, y le asistió para que el canario hiciera un mate. Norelia estaba encontrándose cómodo, y sumó dos mates consecutivos y una canasta en la zona (62-32). En ese momento, cogió las riendas del ataque Oliver Arteaga, con 5 puntos consecutivos para poner la máxima diferencia en +33, provocando el tiempo muerto visitante a 5 minutos del final del cuarto (67-34). La racha carbayona la frenó Pol Figueras con dos triples seguidos, a los que se unió Kristian Kullamae para certificar un parcial de 9-0 con el que Natxo Lezkano consumió su primer tiempo muerto del encuentro a 2:58 para el final del tercer cuarto (67-43). El conjunto balear comenzó a sumar desde el triple, aunque la bandeja de Marc-Eddy Norelia y el triple de Alonso Meana, volvían a aumentar la renta (72-49). Tras dos tiros libres de Raffington, Elijah Brown se vio liberado en el triple, anotando otros 3 puntos con los que cerró el tercer cuarto con resultado de 75-51.

Arrancó el período muy entonado Marc-Eddy Norelia, con un tiro a la media vuelta y un 2+1. Combinando defensa con ataque, el OCB volvió a estirar el marcador gracias a los triples de Harald Frey y Elijah Brown, provocando el nuevo tiempo muerto de Palma (85-53). El parón benefició los intereses carbayones, ya que tras forzar el fallo rival, Alonso Meana encontró en la zona a Massine Fall, que se colgó del aro. El Liberbank Oviedo Baloncesto seguía enchufado, y con los dos triples consecutivos de Harald Frey, la canasta de Massine Fall y el 2+1 de Kabasélé, se alcanzó el 101-60. En los instantes finales, Fall y Harald Frey sumaron ambos desde el tiro libre para finalizar el encuentro con el resultado de 105-67.

El MVP del Liberbank Oviedo Baloncesto fue Marc-Eddy Norelia, con 23 créditos de valoración (17 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 1 falta recibida). Por parte del Palmer Alma Mediterrànea Palma, el jugador mejor valorado fue Pol Figueras, con 20 de valoración (14 puntos, 3 rebotes, 8 asistencias y 4 faltas recibidas).

FICHA TÉCNICA

LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO (105): Speight, Micah (10), Brown, Elijah (13), Oluyitan, Cameron (16), Kabasélé, Hervé (4), Norelia, Marc-Eddy (17) -quinteto inicial- Ferreiro, Pablo (-), Frey, Harald (14), Meana, Alonso (10), Arteaga, Oliver (11), Bartolomé, Alexis (-), Fall, Massine (9).

PALMER ALMA MEDITERRÀNEA PALMA (67): Figueras, Pol (14), Rivas, Alejandro (5), Raffington, Justin (3), Harrell, Ronnie (8), Kullamae, Kristian (10) -quinteto inicial- Suskavcevic, Milan (2), Rivas, Diego (5), Jawara, Karamo (3), McDonnell, Sean (5), Díaz, Jacobo (4).

PARCIALES: (23-14); (29-14); (23-23); (30-16).

Encuentro correspondiente a la Jornada 9 aplazada de la Fase de Ascenso a la Liga Endesa entre el Liberbank Oviedo Baloncesto y el Palmer Alma Mediterrànea Palma, disputado en el Polideportivo de Pumarín ante 306 personas. Los colegiados del partido fueron Asier Quintas Álvarez, Adrián Iglesias Ambrosio e Ígor Esteve Malmierca.

GALERÍA DEL PARTIDO
El OCB se merece pelear por sus sueños