Derrota ante Hereda San Pablo Burgos

El Alimerka Oviedo Baloncesto ha caído en la cuarta jornada de la LEB Oro 22/23 en su encuentro ante Hereda San Pablo Burgos por 59-70. Un partido que ha vuelto a ser un ejercicio de coraje en inventiva por parte de jugadores y cuerpo técnico ante las bajas y contratiempos del inicio de temporada pero que, finalmente, ha caído para el lado burgalense.

El choque comenzó con una puesta en escena excelente del Alimerka Oviedo Baloncesto que ofreció al respetable cinco minutos de gran calidad por parte de Alonso, Chuso, Nigel, Adrià y Oliver. Supieron proteger su aro y encontrar situaciones cómodas tanto para el triple como para salir al contraataque. 11-4 de parcial a los 5:46 y Olmos pidió el primer tiempo muerto el partido.

Un dos más uno de Hermanson despertó a los visitantes, pero entre Arteaga y Chuso se encargaron de poner la máxima, 19-7, al final del cuarto. En un partido de emociones para los nuevos y de aprender a conocerse con los debuts del propio Pruitt, inédito en el arranque de temporada, Andrejevic, Peñarroya y Casanova.

En el segundo cuarto Burgos encontró su mejor arma ante su inoperancia en el triple: el bloqueo y continuación para un Van Zegeren que comenzó a carburar. Más estables los visitantes en defensa, subiendo líneas y con la segunda unidad del OCB en pista, la reacción de Hereda llevó el partido al 22-19 gracias a un 8-0 de parcial y 6:26 para el descanso obligando a Poch a solicitar tiempo muerto.

Sendos triples de Alonso y Chuso y un solidario esfuerzo en defensa en los últimos minutos del cuarto cerraron la sequía, pero San Pablo ya estaba ahí en el escueto 28-26 con el que se llegó al intermedio. Mucha parte de culpa de esos guarismos las tuvo el bajo porcentaje visitante en el triple y el buen hacer de los locales para cerrar su aro ante uno de los presumibles mejores juegos interiores de la competición.

En dos acciones del tercer cuarto San Pablo le dio la vuelta para ponerse por delante por primera vez desde los compases iniciales del partido. Un parcial, este tercero, de guerra de guerrillas. Cada ataque costaba un mundo a los dos equipos. Emocionante, puede, sobre todo para un volcado Pumarín y para el centenar de burgaleses desplazados hasta Oviedo; bonito, mucho decir para el 37-43 con el que se llegó al final del cuarto.

El final se antojó lo que se preveía. Mucho mejor armado Hereda San Pablo Burgos que el Alimerka Oviedo Baloncesto -derrengado por el esfuerzo defensivo durante los 30 minutos previos- acabó por encontrar a sus tiradores liberados. Con un 8-3 de salida, Poch paró el partido para encontrar soluciones que llegaron vía triple con Arteaga excluido por faltas personales.

A falta de 2:19 el OCB se metió por debajo de los 10 puntos y se agarró al hilo que le amarraba al partido con todo lo que tenía. Una canasta de Alonso, un robo de Chuso y una antideportiva colocaron a los locales 55-60 con 1:46 por jugar. Sin embargo, San Pablo supo controlar para llegar al 59-70 final.

Próximo compromiso del Alimerka OCB el próximo domingo en la visita a Juaristi ISB .

Ficha completa: https://baloncestoenvivo.feb.es/partido/2271669