Derrota en una prueba de nivel para el Alimerka OCB

El Alimerka Oviedo Baloncesto culmina su gira de pretemporada en Vilagarcía y O Grove (Pontevedra) tras la disputa de los dos partidos de la Vilagarcía Basket Cup Helena Mariño.

Ante Budivelnyk Kiev, equipo que lucha por entrar en competición europea esta temporada y que cuenta con dos internacionales que acaban de disputar el europeo como Bogdan Bliznyuk y Viacheslav Bobrov amén de dos ex ACB como Alec Brown y Johnny Johnny Berhanemeskel y un número 29 del Draft de la NBA como Archie Goodwin, el OCB firmó tres cuartos notables, repitiendo buenos números en lanzamientos de 2 y 3, cerrando mejor el rebote ante un equipo muy superior en físico y queriendo correr. En el último, no obstante, la gasolina, tras tres partidos disputados esta semana, se le acabó a los de Trifón Poch no pudiendo igualar el desafío planteado por los de Plekhanov. Al final, 76-92.

Una buena prueba para el Oviedo Baloncesto que salió al partido arrastrando las buenas sensaciones de la tarde anterior ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Con Pruitt, Crouch y Chuso anotando con fluidez y Arteaga y Lecesne cerrando la pintura con solvencia para un parcial de 13-5 en los primeros cinco minutos de partido.

Más, en la primera rotación apareció Domènech desempeñándose como ‘cinco’ y colocando ocho tantos en su haber en sus primeros minutos en pista. Al final de los primeros 10 minutos, 25-15.

La reacción de los ucranianos no se hizo esperar. Más intensos y acertados que en el arranque, obligaron a pedir un tempranero tiempo muerto a Poch. El OCB vivía sus peores minutos: espeso en ataque y desajustado atrás. En apenas 5 minutos la renta de 10 puntos se esfumó y los visitantes culminaron la remontada (31-32).

Pero el Oviedo Baloncesto equipo tiene puntos en las manos y desatascadores. En esta ocasión apareció Thorir. El alero islandés encadenó una serie de siete tantos para sostener al OCB a falta de dos minutos y 40-37 para el descanso. Más, Doménech liberado con Oliver en pista, pudo correr a campo abierto y liderar con 12 puntos en la primera las estadísticas de los ovetenses. Al descanso 46-44 y todo por decidir en la segunda mitad.

En la reanudación, idéntico guion que al comienzo del segundo cuarto. Budivelbynk se hacía fuerte en su zona para salir al contraataque abriendo una pequeña renta, 48-52, y obligando a Poch a parar el partido. En un encuentro de rachas, una canasta de Oliver y una antideportiva sobre Thorir restablecían el ritmo ofensivo del equipo.

En este cuarto la flecha para arriba fue para Pruitt. Dos triples y una de dos del añero para el 61-56 a 3:21 que obligó a pedir tiempo muerto a Plekhanov. Sin embargo, convertido el choque en una montaña rusa de rachas y sensaciones, el equipo ucraniano volvió a subir el nivel devolviendo el parcial al OCB para llegar al final del cuarto 64-71 arriba.

Hasta ahí le llegó la gasolina al OCB que notó la acumulación de partidos en la semana y el back to back. Sin restar mérito a la calidad y el físico de Budivelnyk. El último cuarto comenzó un 0-7 de parcial para Budivelnyk (7:18) y ya no paró. Las piernas pesaban y desde donde los triples entraban en la primera parte, el aro pareció tener un corcho; cuando los pases encontraban receptor ahora se tornaron en pérdidas. Toca seguir afinando de cara al inicio liguero el próximo 8 de octubre.

La próxima semana no habrá encuentro para retomar los amistosos el lunes 26 de septiembre en Pumarín ante Leyma Coruña.