Un Alimerka OCB a tirones cede ante Guuk Gipuzkoa

El Alimerka OCB ha caído por 71-86 ante Guuk Gipuzkoa en la disputa de la décimo quinta jornada de la LEB Oro 22/23. Un encuentro en el que los de Trifón Poch nunca se han encontrado cómodos, siempre a remolque desde mediado el primer cuarto y con la sensación de que, a arreones, solo, no basta.

Y eso que el esfuerzo aislado y el genio el equipo lo tiene. Y en esto que apareció… Chuso González. Y en esto que lo que podía haber sido ir al último cuarto solo dos abajo fueron siete tantos de desventaja y el comienzo de un clínic de Sollazzo en el lado rival para matar el partido en el tramo definitivo cuando Pumarín más empujaba.

Expliquémonos. El OCB caía por 36-51 mediado el tercer cuarto. Ese periodo que en otras tardes ha significado una defensa pétrea y un juego torrencial y que se tradujo en las cuatro victorias con las que transita el equipo en liga. Faltaba acierto y calma ante un experimentado y talentoso equipo como el donostiarra.

Pero apareció Chuso con cinco triples consecutivos sin fallo. Se sumó Romeo, inédito y medio renqueante en la primera mitad y, entre los dos, sobre todo el castellano manchego, sobre todo no, solo, en una serie de tiro de élite, calificativo que empleó Lolo Encinas en rueda de prensa, se dedicó a suplir la falta fluidez, de dureza defensiva, de perspicacia para que la falta sancionada en un cristal lo fuera también en la otra no se notara y mandar el partido al 58-62 y dos posesiones. O sea: Chuso, de tres; Chuso, de tres; Chuso, de tres; Chuso, de tres; Chuso, de tres. Y ya. Con bola para ponerse a dos, el OCB falló y Gipuzkoa se fue con un triple gratis y más siete al último cuarto (58-65).

En la mejor entrada de Pumarín en la temporada, rozando los 1.300 espectadores, el equipo se quedó corto. No dieron los rebotes de Brown, nueve en más de 30 minutos de juego, ni el esfuerzo de Crouch negado hoy cerca del aro: 2/8 en tiros de dos. Faltó consistencia y el poso del que dispuso Gipuzkoa con Oroz, Carlson y Jaworski en dobles dígitos.

En el debe, duele la tercera derrota y el cómo tras dos actuaciones competitivas ante Alicante y Andorra, equipos de la liga de Gipuzkoa, la de los mayores. Esa que tiene más positivos que negativos. En el haber: la grada de Pumarín que se apuntó con viento metal al concierto y la enésima confirmación en la temporada de que el grupo tiene la rebeldía cuando le falta asiento para no perder la cara a nadie. En peores hemos estado. El próximo compromiso: viernes en Castelló.

Parciales: 17/21, 14/19, 27/25, 13/21.

Ficha completa: https://baloncestoenvivo.feb.es/partido/2271771